• mayo 26, 2021

La última moda para todos y todas

La primavera no es sólo una época para alterar la sangre, tal y como dice el dicho; además, empieza la temporada de las grandes fiestas tradicionales en todo nuestro territorio y, además, son las fechas en las que se celebran las mayores concentraciones del mundo de la moda: las grandes Semanas de la Moda internacionales.

Pero no hay que salir de España para conocer la última tendencia en la moda de las próximas temporada, porque también en España este período primaveral marca el comienzo de muchos eventos relacionados con este mundo. Sin ir más lejos, en este mes de mayo hemos disfrutado de varias pasarelas en todo el territorio nacional, destacando de hecho el diseñador sevillano Nicolás Montenegro, que ha traído a la capital española sus modelos, tras haber vestido con sus diseños a grandes artistas de cine y del mundo de la música (Beyoncé, Madonna, Rosalía…). Nuestro territorio nacional se llena en estos meses de festivales, pasarelas, ferias y grandes eventos donde la moda es la protagonista, y muchos de ellos son visitados solo para ver y ser vistos, ya que eso marca las tendencias para las próximos meses, e incluso años.

Es cierto que estas grandes citas están dedicadas casi exclusivamente al público adulto y de mediana edad, y eso es algo que está siendo criticado desde diferentes sectores que trabajan la moda para otros colectivos. Por ejemplo, ya es difícil encontrar pasarelas y pases para moda infantil y juvenil, se organizan muy poco eventos de este tipo; y si hablamos de ropa para personas de la tercera edad, bebés e incluso para mujeres embarazadas, casi es misión imposible.

De hecho, la moda premamá no es algo a lo que los diseñadores presten mucha atención, ya que se considera un producto con tiempo de uso reducido, y en el que priman otras cosas aparte de la apariencia o su seguimiento o no a las tendencias del momento. Claro, una mujer no pasa embarazada toda su vida como es lógico, e incluso es muy probable que no necesita ropa especial durante la mayor parte de su embarazo; por otro lado, no se le puede pedir que quiera ir a la moda cuando los cambios de su cuerpo pueden ser imprevistos y aleatorios, y quizá no vayan con ella los cortes o los colores predominantes en esa temporada.

Por lo general, ante la falta de un seguimiento de la moda nacional en el diseño de la ropa premamá, las mujeres encintas acuden a ciertas cadenas de ropa en serie, que adaptan diseños más o menos actuales para que las embarazadas puedan cubrir sus cuerpos cambiantes. Las tiendas premamá físicas u online, sin embargo, tienen cada vez más seguidoras, y es un mercado que se está expandiendo con gran rapidez, ya que las futuras mamás no quieren dejar de estar guapas por mucho que sus cuerpos ganen peso extra y curvas con las que antes no contaban. Así, estas tiendas especializadas están cobrando fama no solo por la calidad de sus productos, sino porque el sector de la población a las que van dirigidas está respondiendo muy bien a su presentación, y consideran que ofrecen una salida viable a un período de sus vidas en el que la apariencia física también es muy importante.

Puede que los diseñadores de moda no crean que la ropa premamá es un sector en el que haya que apostar mucho, pero los vendedores, que al fin y al cabo son los que están mano a mano con las futuras mamás, tiene muy claro que este es un filón. Y es que el perfil de las mujeres embarazadas ha cambiado mucho: ahora ya no sólo quieren sentirse cómoda y esconder la tripa el mayor tiempo posible, o cubrirla cuando ya no tienen más remedio. Quieren disfrutar de su maternidad y sentirse lo más guapas y atractivas posible, aunque tengan que estirar los estándares de la moda lo más posible.